HOSPITAL DE ALTA COMPLEJIDAD
"PTE. JUAN DOMINGO PERÓN"
Consultas sobre Parkinson
El Hospital de Alta Complejidad “Pte. Juan Domingo Perón” aspira ser una institución de trascendencia regional, nacional e internacional, en el campo asistencial, docente y de investigación. Contamos con una tecnología inteligente manejada por un grupo de expertos profesionales que mejora la calidad de diagnóstico, reduce los riesgos de error, maximiza los efectos curativos, disminuye los costos y optimiza el uso de los recursos.

Desde el HAC informan acerca de Lupus, una enfermedad autoinmune

Compartir

Hoy, se conmemora el Día Mundial del Lupus y el Hospital de Alta Complejidad “Pte. Juan Domingo Perón” se suma a esta jornada para informar y concientizar sobre esta enfermedad crónica que no tiene cura definitiva, pero puede ser controlada.

La fecha fue instituida con el objetivo de difundir y promover el cuidado a través de la consulta, el tratamiento y las medidas preventivas para combatir la enfermedad.

El lupus es una enfermedad autoinmune, es decir, el propio sistema inmunitario ataca las células y tejidos sanos por error. Esto puede dañar muchas partes del cuerpo, incluyendo las articulaciones, piel, riñones, corazón, pulmones, vasos sanguíneos y el cerebro.

“El Lupus sistémico es la enfermedad que más órganos puede afectar. Es mucho más frecuente en mujeres y puede aparecer a cualquier edad (infancia, adultos, ancianos), aunque en la mayoría de los casos aparece entre los 15 y 40 años”, comento el Dr. Heber Figueredo especialista en Reumatología del HAC.

“Sus causas se desconocen, pero algunos disparadores podrían ser ambientales, infecciosos o estrés que puede despertar el Lupus en una persona genéticamente dispuesta” agregó.

“Esta patología tiene una diversidad de manifestaciones clínicas, por general comienzan con manifestaciones en la piel o compromiso particular en la sangre por eso es importante ante la sospecha de una enfermedad autoinmune ser derivado a un especialista, en este caso un reumatólogo quien hace el diagnostico a través de exámenes clínicos y complementarios de rutina y otros de mayor complejidad para evaluar si la enfermedad está o no y en qué grado”.

El sistema de salud pública de la provincia cuenta con recurso humano especializado en esta enfermedad en cada uno de sus niveles de atención, logrando así una detección precoz y en caso que así lo requiera una derivación oportuna. Actualmente en el HAC están en seguimiento alrededor de 150 pacientes con LUPUS.

“Realizamos la atención desde lo que es consultorio externo hasta, por poner un ejemplo la biopsia renal, que a veces hace falta y que tiene que tener un sostén adecuado con profesionales altamente capacitado” expresó Figueredo.

Luego agregó “Hace varios años, antes de que exista el HAC, las biopsias eran muy difíciles de hacerlas en la provincia varios pacientes o la mayoría terminaban con derivaciones para la biopsia renal o inclusive para un diagnóstico, con todo lo que esto significa no solo desde el punto de vista económico sino para la familia en sí.  Hoy en día realizamos en esta institución el diagnóstico, tratamiento y métodos complementarios”.

 

Testimonio:

Natalia Ayala, es una joven madre de 3 hijos, que hace 7 años atrás le diagnosticaron la enfermedad de Lupus, primeramente, fue paciente del Hospital Central hasta que debido a la complejidad de su salud fue derivada al Hospital de Alta Complejidad, a continuación, compartió su testimonio de vida con el fin de animar a las personas que padecen esta enfermedad, demostrando que con el tratamiento adecuado pueden llevar una mejor calidad de vida.

“Hace siete años me diagnosticaron la enfermedad a partir de ahí fue muy difícil los primeros tiempos, además estaba embarazada, por suerte con la atención de salud que recibí pude salir adelante con mi embarazo.  Hoy mi hija tiene 6 años y está muy bien de salud”, expresó.

“Estuve muchos años muy mal, todo el tiempo internada, la enfermedad era nueva para mí y me costaba seguir ese ritmo de vida que me pedían los doctores. Con el tiempo fui aprendiendo a cuidarme y hacer todo lo que me decían, pero al principio fue muy difícil”, recordó Natalia.

“Hoy por hoy estoy en seguimiento, viendo a los doctores cada tres meses, porque como sabemos la enfermedad no se cura, pero “se duerme” y no molesta en el día a día y podemos estar bien”.

“Estoy muy agradecida con las atenciones que recibo el HAC, gracias a ellos puede seguir con mi vida normalmente, son muy buenos profesionales”.

Por último, agregó “Quiero decirles a todas las personas que tengan lupus que sigan y que no abandonen su tratamiento. El apoyo de la familia es muy importante, a parte de los médicos necesitamos el cariño y el amor de ellos”.

CÓMO LLEGAR?