HOSPITAL DE ALTA COMPLEJIDAD
"PTE. JUAN DOMINGO PERÓN"
Consultas sobre Parkinson
El Hospital de Alta Complejidad “Pte. Juan Domingo Perón” aspira ser una institución de trascendencia regional, nacional e internacional, en el campo asistencial, docente y de investigación. Contamos con una tecnología inteligente manejada por un grupo de expertos profesionales que mejora la calidad de diagnóstico, reduce los riesgos de error, maximiza los efectos curativos, disminuye los costos y optimiza el uso de los recursos.

Hantavirus: Medidas de prevención y formas de transmisión

Compartir

Desde el Hospital de Alta Complejidad "Pte. Juan Domingo Perón" instan a fortalecer la vigilancia epidemiológica sobre los casos de contagio de hantavirus, difundiendo a la población las medidas de prevención y formas de transmisión.

En nuestro país se han identificado cuatro regiones endémicas: Norte (Salta, Jujuy), Centro (Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos), Noreste (Misiones) y Sur (Neuquén, Río Negro y Chubut).

La importancia de prevenir este tipo de enfermedad, que es transmitida por roedores silvestres y que, en algunos casos, se viraliza entre humanos. Es decir, cuando una persona infectada mantiene contacto estrecho con otra durante los primeros días de los síntomas.

En este sentido el jefe de Infectología del HAC, Dr. Julián Bibolini comentó: “La enfermedad por hantavirus es una zoonosis emergente, producida por el virus ARN perteneciente a la familia Bunyaviridae. Los virus tienen una distribución mundial, y producen en los seres humanos dos formas clínicas graves, la Fiebre Hemorrágica con Síndrome Renal y el Síndrome Cardiopulmonar por Hantavirus.

Se transmite fundamentalmente por inhalación de aerosoles cargados de partículas virales provenientes de las heces, orina y saliva de roedores infectados. Otras posibles vías de transmisión son: contacto con excrementos o secreciones de ratones infectados con la mucosa conjuntival, nasal o bucal, o mordedura del roedor infectado. Esta transmisión al humano generalmente ocurre al introducirse en el hábitat de los roedores en zonas suburbanas y ambientes rurales, principalmente en los peri-domicilios y durante el desarrollo de actividades laborales, recreativas, o en lugares cerrados como galpones o depósitos infestados por roedores.

Los síntomas se parecen a un estado gripal: fiebre, dolores musculares, escalofríos, cefaleas (dolores de cabeza) náuseas, vómitos, dolor abdominal y diarrea. Después de algunos días puede haber dificultad respiratoria que puede agravarse produciendo lo que se conoce como síndrome cardiopulmonar por hantavirus, que puede llevar a la muerte si la persona no es internada a tiempo, expreso el profesional.

En la provincia las posibilidades de que se puedan presentar casos sobre la enfermedad son muy bajas, pero antes esta posibilidad se recuerda tomar las siguientes precauciones: evitar la convivencia con roedores y el contacto con sus secreciones, evitar que los roedores entren o hagan nidos en las viviendas, tapar orificios en puertas, paredes y cañerías, realizar la limpieza (pisos, paredes, puertas, mesas, cajones y alacenas) con lavandina y agua, Humedecer el piso antes de barrer para no levantar polvo, cortar pastos y malezas hasta un radio de 30 mts alrededor del domicilio, ventilar por lo menos 30 minutos antes de entrar a lugares que hayan estado cerrados (viviendas, galpones), cubrirse la boca y la nariz con un barbijo N°95 antes de ingresar, al acampar hacerlo lejos de la maleza y basurales, no dormir directamente sobre el suelo y consumir agua potable.

Si se encuentra un roedor vivo: usar veneno para roedores o tramperas para capturarlo (no intentar tocarlo o golpearlo). Si el roedor está muerto, rociarlo con lavandina junto con todo lo que haya podido estar en contacto y esperar un mínimo de 30 minutos. Luego recogerlo usando guantes y enterrarlo a más de 30 cm de profundidad o quemarlo.

Así mismo se recomienda a las personas que presenten síntomas de la enfermedad concurrir rápidamente a un establecimiento de salud para la consulta y evitar el contacto estrecho con otras personas. Ya que no existe tratamiento específico, cura ni vacuna para su prevención.

 

 

CÓMO LLEGAR?